2.2.09

Lo superficial y lo profundo

Ser un pasivo total, no es una anomalía, sino que se inscribe dentro de la variedad natural sexual. Ella consiste en que psicológicamente disponemos de una parte hembra, que se manifiesta en nuestro contacto con el mismo sexo. Podemos hablar de una androginia psicológica. Y la parte hembra que habita nosotros, la tenemos que expresar a través de un cuerpo masculino. Y como fisiológicamente no podemos hacerlo, entonces lo hacemos de forma simbólica.

Y este punto me parece muy importante para entender a un pasivo total. Porque los símbolos a través de los cuales expresamos esa parte de nuestra personalidad, constituyen el punto de contacto con el activo. Para ejemplificar esta situación, deberíamos recurrir a la teoría de los símbolos. Un símbolo es un objeto físico (bandera, escudo etc etc) que representa otra cosa. Pero lo que lo hace símbolo es que quien lo mira, interpreta lo que eso significa.

En nuestro caso, debemos expresar nuestra parte hembra a través de un cuerpo de hombre. De manera que todas las expresiones físicas que nos pasan como varón, cuando tenemos sexo con otro hombre, debemos adaptarlas para expresar nuestra parte hembra. Y esa forma de adaptación es simbólica, tanto el pasivo como el activo acuerdan y conocen su significado. Por ejemplo, la erección para un pasivo, no significa lo mismo que para un activo. Hay un contacto profundo, cuando ambos saben qué significa para cada uno. Cuanto más se compenetre el activo con la manera simbólica que tiene de expresarse el pasivo y en captar esos símbolos, más profundo será el nivel de placer que obtendremos.

Yo diría que la profundidad de penetración de un activo, depende de la capacidad que tenga para interpretar los símbolos a través de los cuales se expresa el pasivo. Hay un nivel superficial, que es el meramente físico, y otro mucho más profundo que traspasa al físico, que se da cuando el activo se conecta con esa parte hembra que habita en el pasivo. Y éste a su vez siente que puede expresarla, y que encuentra receptividad en el activo. Cuando éste es capaz de traspasar lo físico y llegar a esa fibra íntima, que está más allá de lo físico, entonces entra a conocer a la persona del pasivo en su mismísma intimidad. El activo lo complace cuando es capaz de extraer, de liberar y de hacer posible esa manifestación. A ese nivel, el contacto sexual, se tranforma en un contacto personal, y creo que sólo el amor puede ser el incentivo que lleve traspasar el nivel superficial.

Es por eso, que hablo de pasivo, cuando hay una realidad psicológica que manifestar, y no solamente cuando alguien experimenta una penetración por placer. No niego que a muchos hombres les interesa solamente el placer y nada más. Pero admito que más allá del placer físico, está el mundo de los sentimientos, del cual el sexo es sólo una forma de expresión.

Es por eso que muchos pasivos totales, me escriben y me dicen que no encuentran el hombre activo adecuado. Recibo centenares de mails, me dicen lo mismo: "no encuentra el activo adecuado". Y esta es la explicación: estos pasivos pretenden un contacto profundo, mientras que esos activos pretenden un contacto superficial, o sea la penetración física y nada más. De ahí que el pasivo no encuentre más que un placer pasajero, que termina en un vacío. Muchos creen por esto, que los pasivos generalmente somos promíscuos, pero creo más bien es la búsqueda de un hombre activo con el que establecer se ese contacto profundo.

2 comentarios:

Ana dijo...

Me encanta la claridad y la simpleza con que lo planteás. En mi caso también encuentro difícil encontrar hombres que conecten plenamente con estas energías.

Creo que nuestra ventaja como hembras es que al ser un proceso difícil y contradictorio, adquirimos una profunda conciencia de nuestra condición, estableciendo un contacto con nuestro ser del que somos muy conscientes. No les pasa lo mismo a muchos hombres, cuya "actividad" es más automática.

En lo personal, disfruto de esta conexión y obtengo muchísimo placer de ser hembra, tanto con un hombre como sin el, en mi cotidianeidad y en mi mirada hacia el mundo. Es por eso que me cuesta, en contactos más superfluos, disfrutar, si no me siento también disfrutada de esta forma.

Besitos. El blog es super interesante.

Anónimo dijo...

Justamente lo profundo:
Soy un hombre de 47 años divorciado con tres hijos uno de 28 otro de 14 y una niña de 7 el mayor ya tiene una niña de 2 años y me hizo abuelo vivo solo despues de 5 años de divorcio el amor ha dado vuelta la pagina de mi vida, redescubri que adentro de mi vivia una mujer que salio a la luz con un jovencito de 23 años que ahora es mi pareja...si un ser especial que hoy llena mi vida de otra forma despues de ser un heterosexual toda una vida se ha despertado ese aspecto femenino que nunca imagine que estaria dentro de mi y que se manifesto con tanta felicidad creo que esta forma de amar me ha dejado totalente pleno como ser humano mucho mas de todo lo que las palabras pueden expresar Probar un nuevo camino es fantastico si tenes ganas de hacerle caso al corazon y a lo profundo de los sentimientos ojala esto sirva para aquellos que tengan una cuenta pendiente en su vida se animen y vivan como su mundo interior les indica.