31.8.15

EL JUEGO UN ÉXITO

Hola a tod@s:

Agradezco profundamente la respuesta de ustedes..! Como siempre me veo superado por la cantidad de datos a procesar. Para incentivar más el juego les digo que hasta hoy 31/08/2015 hay un empate entre un macho y una hembra con 13 aciertos cada uno. Revisen sus respuestas y se darán cuenta. La foto en la que más han acertado es la Nº 2, y en la que menos han acertado es la Nº 18. Ninguno de los que ha intervenido ha tenido menos de 7 aciertos. MUY buena intuición..! Conclusión: la cara no lo dice todo, uno se puede llevar sorpresas je je..!

El juego se mantendrá hasta el 15/08/2015 y ahí publicaré el mail del ganador o ganadora para que todos podamos felicitarlo..! (Previa consulta si desea que sea publicado su mail).

Muchas gracias por su buen ánimo..!

Marcelo

29.8.15

HOY JUGAMOS...

Para agrandar, debes hacer clic sobre la foto.

HOY JUGAMOS...

6.7.15

HEMBROS

Con este Blog pretendo visualizar la existencia de los hombres-hembra (hembros), o pasivo totales que para mí son distintas denominaciones, para referirse a lo mismo. No invento esa realidad, sino que trato de visualizarla, para que podamos hablar de ella. Y si lo piensan, ese cometido del Blog no es menor. Busquen en la Web otra página que reflexione sobre este fenómeno, y que a su vez aventure algunas hipótesis que den cuenta del mismo, y les va a ser muy difícil encontrarla. En este Blog hago el gran esfuerzo de poner palabras, donde todavía no las hay. Los hombres-hembras (hembros) siempre existieron, pero sentí la necesidad de visualizarlos. Es decir, que pudieramos ponernos en comunicación y hablar del tema. Por eso, en este post voy a hablar de “hembritud”. Un neologismo, que viene muy bien para entender algunos aspectos de nuestra forma de ser. La hembritud tiene que ver con lo primitivo, con lo originario. Con aquello que viene dado, y que despierta y aparece en nuestra conciencia en un momento determinado. No está vinculado a momentos históricos, ni a espacios geográficos, ni a determinaciones culturales. Sino a la constatación de ciertas necesidades, deseos, y atracciones que no sabemos bien cómo se originaron en nosotros. Por momentos, hasta nos puede generar algunas necesidades ginecológicas. Pero por sobre todo, y la característica principal, es que no está vinculado al deseo de ser mujer. En nosotros, se da que poseemos un aparato reproductor masculino, pero una genitalidad hémbrica, no femenina. De ahí que se produce la necesidad de vivir una genitalidad hémbrica, lo cual no significa que sea necesariamente de forma femenina. Hémbrico y femenino no es lo mismo. Muchas veces, esa genitalidad hémbrica toma elementos femeninos para expresarse mejor. Pero eso no hace que desaparezca la realidad, de que somos hombres. De ahí, que el elemento femenino, es cultural; mientras que la genitalidad hémbrica está vinculada a lo arcaico, a aquello que está dado en nosotros. Aún así, los procesos son diversos y no necesariamente lo hémbrico aparece a primera vista y a edades tempranas. El peso de lo cultural, hace que muchas veces se disimule, se esconda, se ignore, o se tenga miedo de pensar sobre esa realidad. Nuestro trabajo es visulizarlo, para poder hablar, debatir, y construir nuestra identidad personal y social.

20.3.15

LA FEMINIDAD DE LA HEMBRA

La feminidad de la hembra se configura a partir de las cualidades que desarrolla en base a sus aptitudes mentales y sus actitudes sociales, es decir, se refiere a la forma en que ella interioriza y exterioriza su condición. Una hembra piensa y se comporta femeninamente, pero de los resultados de las encuestas que se tomaron entre el 27 de junio y el 10 de agosto del año pasado, estas cualidades sólo se encontraban presentes en sólo 15 de las 66 personas que se identificaron a sí mismas como hembras ¿Qué impidió que un mayor número de quienes se identifican como hembras fueran calificadas como tales? En primer lugar, que en su pensamiento se presente un fuerte dominio de aptitudes masculinas. El pensamiento es el proceso mental por el cual una persona observa, abstrae, comprende y explica la realidad que vive, incluyendo la propia. Ese proceso está mediado por cuatro aptitudes mentales: razonamiento, inteligencia, lenguaje e interacción (que es la forma en que exterioriza ese pensamiento). Los resultados de la encuesta indican que el 89% de las personas que se identificaron como hembras interactúan femeninamente. De igual manera, el 62% de quienes se consideran hembras, también razonan femeninamente. Sin embargo, el lenguaje femenino sólo se encuentra presente en el 45% de las personas que se identificaron como hembras. El resultado es significativamente menor cuando se considera la inteligencia, pues sólo en el 20% de quienes se consideran hembra desarrollan esta aptitud femeninamente. En otros términos, entre quienes se identifican a sí mismas como hembras en la encuesta, 4 de cada 5 tiende a resolver problemas masculinamente (inteligencia) y más de la mitad codifica información (lenguaje) también masculinamente. No obstante, 3 de cada 5 comprende la realidad (razonamiento) femeninamente y 9 de cada 10 exterioriza su pensamiento (interacción) también femeninamente. En segundo lugar, que en su comportamiento se presente un fuerte dominio de actitudes masculinas. El comportamiento está referido a las formas en que una persona se conduce, se relaciona y reacciona en su medio y ante los otros, en términos de iniciativa, afectividad, expresividad y sensibilidad. Los resultados de la encuesta indican que sólo el 41% de las personas que se identificaron como hembras se expresan femeninamente, así como sólo el 49% se relaciona femeninamente con los demás. Por otra parte, el 52% de quienes se consideran hembras, presentan una afectividad y una sensibilidad femenina. En otras palabras, entre quienes se identifican a sí mismas como hembras en la encuesta, 3 de cada 5 se expresan masculinamente y más de la mitad también se relaciona en su medio masculinamente. No obstante, más de la mitad desarrolla una afectividad y una sensibilidad femenina. Menos de la mitad En resumen, la inmensa mayoría de quienes se consideran hembras a sí mismas, lo hacen porque razonan femeninamente. Una mayoría importante también comprende la realidad de la misma forma, pero poco más de la mitad desarrolla una afectividad y una sensibilidad femenina. Sin embargo, menos de la mitad se relaciona con los demás y expresa su pensamiento femeninamente. Finalmente, sólo un reducido números de personas que se consideran hembras enfrenta problemas de forma femenina. Se podría decir que quienes piensan como hembras le es muy difícil comportarse como una.

19.2.15

EL DESAFÍO DE SER HEMBRA

Una vez que se supera el temor de descubrirse hembra viene el desafío de serlo. Este desafío tampoco es fácil de superar, como lo indican los resultados de las encuestas que se tomaron entre el 27 de junio y el 10 de agosto del año pasado. Se recibieron 187 encuestas, pero sin contar las duplicadas y las incompletas finalmente se validaron 135. En estas encuestas 66 personas se auto identificaron como hembras, pero considerando las aptitudes mentales y las actitudes sociales declaradas a partir de las respuestas recibidas, sólo 15 de estas personas clasificaron como hembras. Las 51 personas restantes que se identificaron a sí mismas como hembras clasificaron en un nivel intermedio entre la condición de hembra y de macho. Lo significativo es que ninguna de estas personas clasificó como macho, por lo que se podrían considerar como hembras en potencia. ¿Qué fue lo distinto entre estas 15 personas que las diferenció de las otras 51, aun cuando todas ellas se consideraron a sí mismas como hembras? La respuesta está, en primer lugar, en su forma de razonamiento, su tipo de inteligencia, su estilo de lenguaje, su modo de interacción. Estas 15 personas que calificaron como hembras, en general, razonan integrando la realidad que viven desde diferentes ángulos, aristas o puntos de vista; consideran distintas variables, ámbitos o dimensiones para comprender esa realidad, por lo que encuentran variadas interpretaciones para explicarla. A su vez, enfrentan los problemas a partir de sus vivencias y percepciones, buscando analogías o metáforas que le permitan imaginar sus soluciones. En estos procesos se expresan y entienden a otros privilegiando la comunicación gestual, corporal y metafórica. Finalmente, en su interacción con los demás se caracterizan por preferir ambientes de confianza y concordia para colaborar en beneficio de los demás. En segundo lugar, también se diferencian por la forma en que asumen una iniciativa, el modo en que entienden la afectividad, así como la manera en que orientan su expresividad y su sensorialidad. Las 15 personas que calificaron como hembras, en general, no tienen dificultad en asumir como propias decisiones de otros, colaborar en su realización, evitando riesgos y siendo realistas; tienen un genuino interés, respeto y consideración por los otros, pero son prudentes ante lo desconocido; son reflexivas en sus elecciones considerando una variedad de alternativas, manifestando preferencias por lo exclusivo y refinado; son sensibles a las necesidades de los demás, actúan por intuición sin precipitarse y tienden al romanticismo. En otra ocasión comentaremos con más detalle cuáles son las aptitudes y actitudes que más dificultan para que una persona que se identifica a sí misma como hembra pueda a llegar a serlo.

27.11.14

LA FEMINIZACIÓN SIEMPRE NOS INTERPELA

La feminización implica un doble proceso: la conducción del pasivo total a asumirse como hembra y el proceso interno que el mismo pasivo(t) realiza y que lo va a unir a una individualidad y a una singularidad. El proceso de conducción, es externo y por lo tanto pueden intervenir otros pasivos(t), aunque necesariamente requiere la intervención de un macho. Sin embargo el proceso interno es individual, y por lo tanto un camino que se debe recorrer en la soledad de las sensaciones y de los pensamientos. Ambos procesos, deben ser intencionales, es decir deben conocerse y reconocerse como tales. De tal manera que la feminización es un mecanismo que se pone en marcha, (no es relevante quien pone lo en marcha) y que tiene la finalidad de cambiar, organizar, suprimir o destacar (depende), orientar, controlar, y asegurar un tipo de conducta que le permita al pasivo(t) un cambio de subjetividad. Dicho cambio se traducirá por lo menos, en sus conductas afectivas, eróticas, y sexuales. De ahí el carácter de medio que tiene la feminización. Esto significa que no es un fin en sí mismo, sino un medio para lograr un cambio de subjetividad, acorde con el sentir más profundo que emana de la constitución bio-psíco-social del pasivo(t). Ese cambio en su subjetividad, dará como resultado un consecuente cambio en su identidad. De ahí, que definir al pasivo(t) solamente como quien es penetrado, es desconocer la naturaleza psíquica de la pasividad. En ese sentido, en el pasivo(t) se producen dos procesos simultáneos: uno el impulso y la necesidad de ser penetrado, y otro la ausencia de deseo penetrativo, aún contando con los medios para realizarlo. Con esto quiero expresar, que tanto la penetración como las demás prácticas sexuales que expresan a un pasivo(t), son consecuencia de sus procesos internos, y no la causa de los mismos. De ahí que el ser pasivo(t) es un descubrimiento, y no una elección. Lo que sí constituye una elección, es dar comienzo al proceso de feminización o no. Lo dicho anteriormente, no significa que el ser penetrado sea un patrimonio exclusivo de los pasivos(t). Hay hombres en general que gustan de la penetración. La diferencia entre un pasivo(t) y los que gustan de la experiencia de la penetración, es que en el pasivo(t) la penetración es una forma de expresión de una identidad, y en los demás es una forma de lograr placer. De ahí que el pasivo(t) necesita que la penetración se produzca de una manera tal, y con una persona con determinadas características, que le permita expresar su identidad. Por eso, la vinculación estrecha que se da entre identidad, y plenitud de goce. En ese sentido, los pasivos(t) distinguimos perfectamente, el macho que nos da sólo placer, de aquel que nos hace gozar el placer. Y cuándo digo gozar, me refiero a que nos acoge de tal forma, que nos permite expresar nuestra identidad. Y no solamente nos permite, sino que pone todos los medios necesarios para que la podamos expresar, e incluso nos lleva más allá de lo que nosotros imaginamos, mostrándonos que el horizonte se puede ampliar. Por eso, la interacción entre macho-pasivo(t) es una interacción macho-hembra, ya que en ella se conjugan dos subjetividades diferentes y complementarias y que además, no son reversibles.

8.8.14

EL TEMOR DE DESCUBRIRSE HEMBRA

Muchos son los lectores que me escriben, y muchos son los que se expresan a través de páginas de anuncios o redes sociales, que si bien son pasivos totales, no son hembras. Y ponen de manifiesto, que tienen aspectos bien varoniles como una forma de poner distancia de esa palabra que les incomoda. Sé que no es fácil, asumirse como hembra ya que lleva un largo trabajo de elaboración de la propia identidad, cosa que algunos están dispuestos a hacer y otros no. De todas maneras, creo que existen algunas causas que podrían explicar el rechazo a referirse a sí mismos como hembras. No pretendo hacer un repaso exhaustivo de todas las causas, sino de algunas que aparecen como más evidentes. a) No aceptación de la realidad. Son personas que interiormente tienen sentimientos de hembras, pero que levantan barreras (concientes o inconcientes), para que ese pensamiento no les incomode. Es más cómodo negar la situación, que admitirla, ya que admitirla supondría un cambio de su propia auto-imagen. b) Confusión entre los conceptos de mujer y hembra. Estas personas asumen que al reconocerse como hembras, deben inmediatamente comportarse como mujeres. No han llegado a comprender que ser hembra de otro hombre, no significa ser una mujer, sino carecer de estructura psíquica varonil. Evidentemente, que al carecer de ésta estructura, esto llevará a re-elaborar su aparato psíquico para adecuarlo y hacerlo coincidir con sus tendencias naturales. Al confundir los conceptos, se desata inmediatamente un mecanismo de negación de la realidad. c) Temor al rechazo por parte de los activos. d) Conflicto bisexual. El problema se plantea cuando una persona se siente atraída por el sexo femenino, pero a su vez se siente hembra con un macho. Aquí hay distinguir entre lo que se es y cómo se manifiesta. Puede perfectamente ser una hembra frente a un macho, y sentir atracción hacia las mujeres. Igualmente, deberá elaborar su lado hembra, porque debe realizar una síntesis que le permita vivir en plenitud. ¿Qué otros temores o miedos consideran que existen, para que un pasivo(t) se asuma como una hembra de un macho? ¿Qué temores tienes tú? Les dejo esta reflexión y como siembre queda abierto el debate. No se olviden de rellenar el formulario. Ya llevamos más de 100 que lo han hecho, pero espero llegar a muchos más. Después les cuento para qué. Un abrazo afectuoso Marcelo

26.7.14

Formulario...Ayúdame

Hola a tod@s: En esta oportunidad, te estoy enviando un formulario con datos muy básicos, para seguir conociendo los perfiles de las personas que entran a la Blog. El mismo lo encuentras en la entrada siguiente a esta. Agradezco desde ya a quiénes han contestado, y que han sido muchos por suerte..! Al formulario le he puesto Ayúdame. Ayúdame a conocer quién eres. No quiero que seas un anónimo, sino una persona que se identifica con un mail, y que vive en un país determinado. Pretendo esa cercanía, que es lo máximo que nos permite la discreción. No será el último formulario, ya que me encanta interactuar contigo, y de esa forma seguir aportando a comprensión de lo que somos. Como siempre mis palabras son de agradecimiento, por el tiempo que dispones para contestar. Un abrazo apretado Marcelo

25.7.14

27.6.14

ENCUESTA TEMÁTICA

Ante todo un saludo afectuoso a tod@s, luego de un tiempo sin estar en contacto. Pero como saben, mis silencios son activos (lo único activo que tengo), ya que sirven para buscar, para reflexionar, leer, y plasmar todo eso en un post que pueda desatar el debate y profundizar en nuestra condición. Esta vez, les envío le link, donde encontrarán una encuesta. La misma es tanto para machos como para hembras. La finalidad de la misma, es estudiar el perfil de los lectores de la Blog, a los efectos de focalizar los temas que se van a ir desarrollando de aquí en más. Les cuento que hay un volumen muy grande de lectores, y he perdido la idea si lo que publico es de interés para todos. A veces, tengo la impresión que hay muchos/as de ustedes, que desearían otros temas. Pero como siempre les aclaro, los post son un punto de partida para el debate a través de sus comentarios. Les agradezco como siempre, su buena disposición y sobre todo esa comunicación permanente que recibo a través de comentarios, y sobre todo del mail. Gracias por contestar la encuesta..!

Un abrazo. Marcelo
ATENCIÓN: La Encuesta Temática estará disponible hasta el 10 de agosto.


Link para contestar la encuesta: