6.10.17

No es cuestión de roles

Con ese título, lo que pretendo en este post, es poner en evidencia una vez más, la pertinencia de hablar de la pasividad sexual en el hombre, no como un rol, sino como un perfil psicológico que tiñe no solamente la vida sexual sino también la vida diaria. 

En la literatura sobre el tema, veo que en la mayoría de los casos existe una confusión bastante generalizada, entre perfil y rol. De ahí que pretendo con estas líneas realizar mínimo aporte, para aclarar dicho equívoco.

Debemos tener en cuenta, que la pasividad en el hombre, es un fenómeno de amplísimo alcance, ya que no todos los hombres pasivos manifiestan su pasividad de la misma forma. Teniendo en cuenta esa amplitud, la tarea de definir en qué consiste la pasividad, se vuelve prácticamente imposible. Esta es la razón por la cual, empieza a tomar cuerpo la noción de rol, como una forma práctica de expresar entre pares, la predilección por una posición sexual. Más aún, manifestar esa forma de predilección, se fundamenta en un hecho completamente externo, que tiene como protagonistas el pene y la cola. Si el pene entra, es activo. Si la cola deja entrar, es pasivo. Como se podrá apreciar, esto no explica en absoluto, cuáles son las razones que llevan a un hombre a la pasividad, sino lo que únicamente constata es lo que ocurre físicamente. Pero lejos de explicar, lo único que hace es clasificar de acuerdo a un criterio empírico, quien da y quien recibe.

También existen explicaciones bastante ingenuas, acerca de la pasividad. Por ejemplo, "simplemente... me gusta". Hay que tener en cuenta que el gusto no puede ser tomado como criterio de explicación, desde el momento que varía de persona a persona. De ahí, que habría tantas explicaciones como persona pasivas existen. 

Es por eso, que creo importante aclarar que no se debe confundir la pasividad, con la forma de expresión de la misma. Por eso, debo decirlo claramente, el perfil psicológico del hombre pasivo es único, ya que la pasividad es total o no lo es. Con esto quiero significar, que existen muchos hombres que son penetrados, pero eso no significa que sean pasivos. De la misma forma que existen muchos penetradores, y no significa que todos sean activos. Cuando hablo de hombres pasivos, me refiero al pasivo total, es decir a quien manifiesta una conducta erótico-sexo-emocional estable, únicamente como receptor. Este perfil psicológico, aunque único, puede manifestarse de diversas maneras, lo que al momento de dar una explicación suele confundirse. Por eso, el gusto por determinadas prácticas puede variar, pero no así el perfil.

Dicho esto, seguro se preguntarán... bueno ¿y cuál es ese perfil? ¿qué características tiene? Pero por sobre todo, a qué responde que un hombre sea pasivo total. ¿Es innato? ¿Es adquirido? ¿Está presente en su genética? ¿Es todo eso junto? Es aquí donde introduzco el concepto de hembra, al que ya me he referido a lo largo y ancho de los post de este blog. Concepto que muchas veces no es compartido, por no ser entendido, pero que a mi criterio es muy necesario para sincerar nuestro mundo interno y además, lleva a prescindir de muchos eufemismos que no hacen otra cosa que confundir más las explicaciones.

Pero sobre ese particular, me referiré en otro post, para no alargar más este.

Les dejo un afectuoso saludo y el agradecimiento de siempre por leerme.

Marcelo

30.9.17

La dieta de la hembra

Siempre me ha preocupado mucho de mi dieta. Pero lo he hecho de forma práctica, eso significa realizar cosas útiles, fáciles de convertir en rutina, y que no lleven mucho tiempo. La dieta para una hembra, no consiste en dejar de comer (en algunos casos, puede ser), sino en integrar ciertos alimentos a la dieta y tratar de eliminar otros. Tampoco significa aquí, bajar de peso, ya que eso supondría un tratamiento hecho por un especialista en el tema y yo no lo soy. Lo que voy a compartir en esta entrada, es lo he hecho en ese aspecto, y los resultados que he obtenido. Reitero, no tanto en el peso, sino en el funcionamiento de mi organismo con la finalidad de cuidar mi órgano sexual (ya saben cual es).
Consejos: 
1. Incorporar fibras y agua sin gas.
2. Eliminar alcohol, bebidas cola, picantes y frituras.
3. Evitar, pan, pastas en exceso, y demás hidratos de carbono.
Esto sin alterar la dieta que realizan actualmente. Además, si un día salen y desean tomar bebidas cola, alcohol, picantes y frituras, está bien. Lo que hay que evitar es el consumo diario.
Diariamente hago lo siguiente: una naranja grande por la noche día por medio, además de lo que comen habitualmente, observando los puntos 1, 2, y 3 anteriormente citados. Si esos puntos están incluidos en su dieta, traten bajar su consumo, sin que esto represente una alteración brusca. Tengan en cuenta, si no son alérgic@s a la naranja, en ese caso cada cual sabrá como obrar. Si ven que el consumo día por medio, les produce unas heces muy blandas, lo hacen cada dos días. El tema es regular la cantidad, según cada organismo. Los días que no me toca naranja, entonces como una manzana por la noche antes de acostarme. Y además, lo que habitualmente como. Durante el día, tomo por lo menos 4 vasos grandes de agua sin gas (1 litro). A esto le pueden agregar Yogurt, una o dos veces por semana (mínimo), en algún momento del día. Si es sin calorias, mucho mejor.
Todo eso, contribuye a que el tránsito intestinal sea más fluido, y nuestro órgano sexual no se dañe al salir las heces. En resúmen: una naranja día por medio, una manzana los días que no consumo naranja, y yogurt dos a tres veces por semana. Esto lo tienen que adaptar a su organismo. No todos son iguales. Y, por ejemplo, si tienen intolerancia a la lactosa, deben seleccionar el Yogurt adecuado, lo mismo con las demás frutas.
Alimentos que "hinchan"
Esos alimentos hay que evitarlos por lo menos dos días antes, si vamos a tener relaciones sexuales en lo inmediato. ¿Qué evitar? Bebidas con efervescencia, hidratos de carbono, porotos, lentejas, leche y alimentos que la usen, postres, azúcar (terrible para los gases). Integrar verduras y cereales.
Regla de oro para adaptar la alimentación:
Existen dos clases de fibras: la solubles y las insolubles.
Solubles, como la manzana, conservan la humedad y hacen que las deposiciones sean más fluidas.
Insolubles: Son responsables de que tus heces tengan volumen compacto. Verduras y cereales. Ambas se deben equilibrar.
Ahora les pregunto ¿qué práctica alimenticia usan para cuidar su cuerpo de hembra? De esa forma, con sus comentarios, podemos compartir las buenas prácticas que seguramente tod@s poseemos y así aprender un@s de otr@s.
Espero sus comentarios..!

1.7.17

No apto para machos...

Hola a todas..! ¿Cómo están?

Por mi parte, tomando contacto con todas ustedes nuevamente. En este período de tiempo que no he  escrito, he  estado muy activa (no se me entienda mal), ya sea en las Redes Sociales, como en el mail privado que me lleva bastante tiempo. Sin embargo siempre están todas ustedes presentes.

En esta oportunidad, deseo comunicarles un experimento social que voy a realizar durante algunos meses, para observar su reacción (y la mía). En adelante, voy a dirigirme a ustedes en femenino. Eso no significa que quiénes comentan en el Blog deban hacerlo. Total libertad para manejarse, como más cómodas se sientan. Pero a mí misma, y quiénes se traten en femenino les contestaré de esa forma. Vamos a feminizar el Blog por un tiempo (o definitivamente, quién sabe).

Este cambio en mi redacción se debe a varios factores. 1) Deseo que sea un espacio de libertad total, para que cada cual pueda volcar todos sus sentimientos y su interioridad. De ahí, que el cambiar la redacción, le va a permitir a muchas, expresarse como nunca lo han hecho. 2) Poder brindarle a todas, la oportunidad de vivir una experiencia única, redactando sus comentarios en femenino. 3) Luego de terminado el período de experimentación (no se los diré por ahora), evaluaremos entre todas la experiencia con sus luces y sus sombras, y sobre todo el impacto individual y personal que causó esta práctica.

La propuesta para este intercambio será, que comentes la fantasía sexual o erótica que más íntimamente deseas cumplir (no importa lo descabellada que sea, o si te va a ser posible cumplirla, o si la consideras un verdadero imposible; lo importante es que esté en tí), y si ya la has cumplido cuéntanos en qué consistió y como estuvo. ¿Será tu primera vez redactando en femenino?

Espero muy pronto todas sus fantasías..!

6.4.17

NOVEDAD

Hola a tods:

Les saludo y comunico que tal como lo plantearon ustedes, no resulta conveniente el cambio total de plataforma. Por lo tanto seguiremos tal como estamos actualmente. El Blog seguirá igual y publicaré mis post en él, ustedes sus comentarios o si desean escribir para publicar es otra opción que siempre la he puesto a disposición de tods. Por lo tanto, reitero el Blog seguirá tal como hasta ahora.

La novedad es que en Facebook, a partir de hoy,  existe un grupo cerrado solamente para aquells que deseen chatear. Si se publica algo en Facebook, entonces se publicará en el Blog. Y además, los chats que resulten de interés general, serán publicados en el Blog. 

Alquells que deseen integrarse a ese grupo, reitero es sólo para chat, deben enviar su mail a bibiaqui@yahoo.es Serán agregados, y esa será la única forma de integrarse el grupo. Espero que esta nueva forma de interacción sea fructífera para la mayoría..! 

Por último, agradecer enormemente sus comentarios, los que me ayudaron a tomar las decisiones que ahora estoy poniendo en práctica.

Un atento y afectuoso saludo a tods.

Marcelo

16.2.17

ATENCIÓN: CAMBIO DE PLATAFORMA

Hola a tod@s:

Por medio de este post, deseo comunicarles a los lectores, colaboradores, y amigos de este Blog, que por el bajo rendimiento que está tendiendo en comparación con el esfuerzo invertido en él, en breve procederé a abandonarlo y cambiar el mismo exclusivamente a Facebook, como grupo cerrado.

Antes de comenzar con la migración,  les solicito su opinión para saber si tod@s pueden acceder a Facebook, para seguir allí con las actividades. Además, las ventajas que le ven al cambio.

Muchas gracias a tod@s.

Marcelo

31.1.17

Gran agradecimiento..!

Un gran agradecimiento a todos los seguidores del Blog. Especialmente a los 10 países que sostienen el mismo con sus visitas. Dichos países, representan más del 85% de los lectores del Blog. Pero recuerdo también, a los países que menos entran en el Blog, pero que pueden tener lectores muy activos, pero que no son visibles en la estadística. A todos, muchas gracias por su fidelidad ya que su fuerza es la que me impulsa a seguir adelante..! Un abrazo afectuoso..!!!


11.1.17

HEMBRA NO ES SINÓNIMO DE SER MUJER I

Muchos son los mails y los comentarios en el Blog con la frase “…yo soy un pasivo total, pero NO me siento una hembra, no me siento una mujer…”. Por lo tanto, me veo en la necesidad de aclarar nuevamente este equívoco. La cuestión no está en ser activo, pasivo, o versátil etc. De lo que se trata en este Blog principalmente, es de analizar los motivos que llevan a un hombre a ser pasivo total. Sólo eso, es motivo para escribir toda la vida. Porque sostengo que la única manera de llegar a la plenitud de vida, es conociéndose a uno mismo y a los mecanismos responsables de la propia conducta. Y como no he encontrado todavía alguien que escriba sobre el particular, dedico parte de mis energías a estudiar y escribir sobre la identidad del pasivo total.


Lo que está escrito aquí lo pueden tomar, descartar, deconstruir, volver a construir de otra manera. Trato de compartir mi lectura de la realidad.


Si se toman el tiempo de leer cuidadosamente todo el Blog (cosa que les puede llevar horas), no van a encontrar en ningún artículo, escrito por mí, que tome la idea de hembra como sinónimo de mujer.


Contexto
Debe entenderse ante todo, que me refiero a relaciones homosexuales entre hombres que mantienen  “roles” fijos en sus relaciones. Entre hombres, sin distinción de ningún tipo.


Sentido
La palabra hembra referida los pasivos(t)  se toma aquí como lo opuesto a Macho. Eso significa que una relación con roles fijos, está constituida por dos hombres con perfiles psico-sexuales diferenciados y a su vez complementarios. Esos perfiles psico-sexuales predisponen a actuar corporalmente a cada uno, de una forma específica y diferente.


Tratando de ser objetivos, lo que un observador puede apreciar en una relación de este tipo, es su conducta externa. Lo que NO podemos observar, es la razón por la cual se comportan así dos hombres. O sea, no podemos leer su mente. Un observador externo e imparcial lo que podría observar es que ambos hombres tienen conductas diferentes, y la mayor diferencia se encuentra en que uno de ellos pretende y puede lograr efectivamente entrar penetrativamente en el cuerpo del otro.


Al que entra en el cuerpo del otro, le llamo Macho y al que permite la entrada le llamo Hembra, ya que su conducta se aleja notoriamente de la conducta típica de su sexo, teniendo en cuenta el comportamiento de la mayoría de los mamíferos. La conducta observable del que permite la entrada penetrativa, está más cercana a la de las hembras (si se tienen en cuenta los  mamíferos), que a la de un Macho, por más que ambos sean hombres. Esta diferencia, no se puede obviar, porque es objetiva y perfectamente observable.


Restringiendo lo dicho a la especie humana, en su conducta sexual observable el pasivo(t) está más cercano a la conducta de una hembra, que al de un Macho. Tomemos en cuenta solamente tres conductas observables y verificables: a) Es penetrado b) lo permite y se dispone corporalmente para ello c) en todo el desarrollo de la relación, esta conducta es invariable. Tomando en cuenta aunque más no sea estas tres diferencias (hay muchas más y más importantes), las mismas lo acercan más a una hembra que a un macho. Pero no digo que lo acercan más a una mujer, porque éste es un concepto de origen cultural, sino al comportamiento sexual de una hembra.

¿Por qué utilizo la palabra “hembra”, referido a un pasivo total? Porque su conducta observable lo aleja bastante de la de un macho y lo acerca a la de una hembra. Lo importante aquí es darse cuenta, que hay aspectos psico-emocionales que le impulsan a exteriorizar su conducta interna. Lo que trato de plasmar en este artículo, es la idea de que una conducta externa, obedece a una interna.


Ahora bien, si la hembra desea socializar su perfil psicológico para  lograr ciertos ajustes a su conducta intena a través de elementos femeninos, eso no la convierte en mujer. Es por eso que, hembra en mi concepción, es una realidad transversal ya que puede aparecer en calquier hombre independientemente de su situación y condición (gay, casado, bisex, travesti, heterosexual etc). Lo que convierte a un hombre en una hembra, es su perfil psico-emocional-sexual. Éste sustenta su conducta erotico-sexual externa. ¿Por qué hablo de sustentar? Porque hay muchos hombres, que si bien manifiestan conductas observables iguales a las de una hembra, las mismas no responden al perfil psico-emocional de ésta. En esos casos no hablamos de hembra. Y a la inversa, muchas veces encontramos hombres que no socializan femeninamente, pero que dicha conducta  está sustentada en un perfil de hembra. De ahí, deseo que adviertan lo específico del concepto, y la profundidad de éste. Por eso, la relevancia  que adquiere el autoanálisis, si se desea lograr una relación plena consigo mismo, con los demás, y como consecuencia con el entorno. Pues bien, como resumen diría que para darnos cuenta que somos o alguien es una hembra, lo que debe tenerse en cuenta es su perfil pscico-emocional-sexual o conducta interna, ya que la conducta externa no nos aporta elementos suficientes para definirla. La conducta externa puede ser un indicio muy importante, pero no suficiente para determinar si estamos frente a un hembra.

(Continuará)

21.12.16

8.11.16

GÉNESIS DEL CONCEPTO DE HEMBRA

Me parece interesante darles a conocer, el proceso por el cual llegué al concepto de hembra. No es fácil emprender esta tarea, ya que supone hacer un poco de arqueología de mi propio pensamiento. Como todo lo humano, este también fue una proceso. Un proceso, que tuvo una serie de etapas, que no siempre tuvieron la linealidad con la que expongo estas ideas. Hubo avances, retrocesos: tomar conceptos y analizarlos, luego utilizarlos por algún tiempo y finalmente descartarlos, para arribar a otros que, en su momento, los consideré más adecuados a mi situación.  Pasé también por momentos de mucha excitación y necesidad de plasmar mi mundo interior en palabras, y por otros en los que viví mucho más de lo que elaboré. Transité por etapas de mucha coherencia, pero otras de muchas contradicciones. Esto me permitió dar uno o muchos pasos atrás para retomar mi discurso, y tratar de incorporar todos mis sentimientos, sin excluir nada. Ahora ustedes se preguntarán ¿por qué esa urgencia de poner en palabras ese mundo interior? ¿No sería suficientemente gratificante la sola experiencia de vivirlo? La respuesta a esta última pregunta es: No era suficiente, porque siempre tuve un impulso extraño que me empujaba a avanzar. Sabía que había muchas cosas por descubrir. Esa insatisfacción interior que me obligaba a explicar lo que me pasaba, no para sentir la tranquilidad de tener una razón, sino para adquirir un peldaño más para seguir avanzando. Peldaño que muchas veces se quebraba y había que volver a construir otro u otros. Creo que todavía se siguen quebrando y lo seguirán haciendo. Porque el concepto de hembra, no está finalizado, todo lo contrario recién está naciendo.

Comencé mi auto-análisis una vez que me descubrí como pasivo. Me pareció que el concepto de pasivo, era suficiente para explicar la totalidad de mi vida sexual. Pero a medida que el tiempo transcurría y mi relación con un Macho se iba afianzando, empecé a darme cuenta de lo limitado del concepto de “pasivo”, ya que describía únicamente una situación externa. Pero dejaba intactos, mis sentimientos y mi interioridad, o sea las motivaciones que me impulsaban a ser pasivo. No expresaba esa interioridad, y por lo tanto me producía una gran insatisfacción. No trataba de eliminar el concepto de pasivo, sino de darle contenido. Percibía que era pasivo, como expresión de una interioridad que no alcanzaba a entender bien. Sin embargo, sentía que la pasividad, me permitía expresar todo mi erotismo y mucho más que eso.

Elaboré luego la idea de pasivo total “pasivo(t)”. Ahí tuve un pequeño avance conceptual, ya que definía bastante bien alguno de mis sentimientos. El principal, es que expresaba perfectamente que en una relación con un Macho, NO sentía deseos penetrativos. Interpretaba muy bien mi mundo interior en ese sentido, ya que nunca me excitó la idea de penetrar a otro hombre. La idea de pasivo total me dio muchas satisfacciones, pero al poco tiempo empezó a mostrar sus fallas al no poder expresar nuevos sentimientos que iban apareciendo en mis relaciones sexuales. El mundo de lo vivido, sobrepasaba por lejos mi mundo intelectual.

De ahí que, pasé a explorar el concepto de hombre-hembra. Esto se debió a que en mis relaciones sexuales, percibí que ya quedaba poco o nada de mi virilidad. Aún mantenía algunas características viriles, pero intuía que con el transcurso del tiempo, mi Macho me las iría eliminando por completo como ya lo había hecho con algunas (y finalmente mi intuición no me falló). Ya en ese momento,  los roles estaban completamente definidos en la cama, en el trato, en la manera de querer, en la manera de excitarnos etc. Mi interior gozaba plenamente, de algo que no  podía explicar cabalmente. Y era tan intenso ese gozo, que deseaba ir por más. ¿Pero por dónde? Ahí aparece la urgencia de profundizar mi análisis, para ver cómo podía avanzar.

De esa forma, elaboré la idea de hombre-hembra, idea que me dio una satisfacción enorme, porque comencé a pensar y a definir un perfil psicológico. Abandoné la idea de “rol” completamente por considerarla reduccionista, y la sustituí la de “perfil psicológico”, ya que ampliaba mi horizonte conceptual, y permitía incluir en él gran parte de mi universo interno. Ya no era el “pasivo” de un comienzo, sino que empecé  a configurar mi identidad desde el punto de vista psíquico y a integrarla a mis relaciones. Ese descubrimiento, fue trascendental en mi vida sexual-afectiva-emocional. Ahora bien, si bien nunca perdí la conciencia de ser un hombre, y no querer dejar de serlo, las características del mismo no se veían reflejadas en mi interior. Esto es, no pensaba ni sentía como hombre (tampoco lo deseaba), durante las relaciones sexuales. Lo de "hombre" me empezó a molestar,  ya que mi gozo pleno se daba cuando conectaba mi mundo interior, con el mundo de mi Macho. Y en ese mundo, cada vez había menos lugar para el "hombre". Esa conexión me provocaba sentimientos y sensaciones, completamente nuevas y desconocidas para mí. Llegado a este punto, nuevamente me ganó la insatisfacción, y ésta me incentivó a seguir adelante.

Fue en ese momento, cuando elimino de la expresión “hombre-hembra” la primera parte. Me quedo solamente con “la hembra”. Me acuerdo que cuando empecé a llamarme hembra me extrañaba. Y cuando mi Macho lo hacía, al comienzo sentía rechazo, sin embargo veía claramente que el camino iba por ahí. El concepto de hembra, tenía la ventaja enorme, de darme la posibilidad de incluir el siguiente descubrimiento: que en la relación (sea afectiva, sexual, o emocional), desaparecía de mí el hombre y lo viril. Por lo tanto, sólo quedaba en mi interior, el perfil psicológico de una hembra. No de una mujer, ya que nunca sentí deseos de ser una mujer, sino de una hembra. Me sentía hembra, gozaba como hembra, amaba como hembra, y me relacionaba en todos los ámbitos con mi Macho como una hembra.

En medio de este trabajo, surge una nueva idea: la de “hembro”. Esa idea, no es conceptualmente diferente a la de hembra, pero la utilicé como una forma de amortiguar el impacto anímico que produce reconocerse y ser  denominado hembra.

Cada uno de estos descubrimientos, producían en mí tanto gozo, que sentí la imperiosa necesidad de comunicárselo a otras personas. Me desbordó interiormente, y la necesidad comunicativa se hizo urgente. Así nació la idea del Blog. Se originó para contar esta experiencia y terminó en que mis lectores me contaban la suya expresando (para mi asombro hasta el día de hoy) que a ellos les pasaba lo mismo, y que se identificaban con mi experiencia. Y no solamente eso, sino que muchos habían sentido “eso” durante toda su vida, pero que nunca habían encontrado la forma de expresarlo ni se habían animado a hacerlo. De ahí que el Blog, más que un espacio para “aprender”, es un lugar para “expresar”.

En ese sentido, debo agradecer enormemente a ese Macho que por años, hizo que me reconociera como hembra y cambiara mi vida para siempre. Aunque tal vez no lo sepa… por eso, un día me gustaría decírselo personalmente. ¿Estás ahí para escucharlo todavía?

3.6.16

EL ORGASMO EMOCIONAL: ESPECÍFICO DE LOS PASIVOS(t)

Muchos lectores me han pedido que escriba nuevamente sobre el tema orgasmo. En esta oportunidad, voy a presentarles una perspectiva nueva sobre el orgasmo en los pasivos(t), o sea en las hembras. Esta nueva perspectiva surge del cruzamiento del análisis de experiencias, reflexión sobre las mismas, y una nueva e inédita profundización en torno al tema.

No voy a profundizar en los tipos de orgasmo, porque se puede encontrar material muy serio e ilustrativo en Internet. Sino que voy a incorporar a los ya existentes, un nuevo concepto de orgasmo: el emocional. Por orgasmo emocional, entiendo una experiencia única y culminante, que se logra en el momento en que el pasivo(t) obtiene la máxima conexión posible con la hembra interior.

De ahí que la característica principal del orgasmo emocional, reside en la identificación momentánea entre la conciencia externa de sí, y la conciencia de la identidad sexual interna. Cuando se logra establecer la máxima conexión posible con la hembra interior, se produce un desplazamiento de toda otra vivencia del foco conciente. A su vez, el orgasmo emocional moldea el comportamiento corporal para que éste se produzca. Este tipo de orgasmo, normalmente ocurre en forma separada y sin aparente vinculación con la forma en que se obtienen otros orgasmos. Eso no significa que puntualmente en algunos pasivos(t) se puedan dar junto a otros, pero no es lo común.

Esta experiencia única, donde se vivencia la propia interioridad en un máximo nivel, suele presentarse durante una fase especial de una relación sexual, y no dura más de 30 segundos. Normalmente se da entre dos momentos bien definidos de la conducta sexual del macho. a) Primer momento, en que el macho entra en la etapa de orgasmo verificándose ésto porque sus embestidas son fuertes y rápidas; b) el segundo momento está dado por la última contracción, que le lleva a la finalización de la expulsión total del semen.

Ahora bien ¿qué caracteristicas tiene el orgasmo emocional?
  1. Es una experiencia límite, que no necesariamente debe coincidir con otros orgasmos.
  2. Es una experiencia, donde la identidad de la hembra interior ocupa todo el campo consciente.
  3. Se pierden las sensaciones de los propios genitales y ganan las sensaciones de entrega, apertura máxima, y receptividad sin límites.
  4. En su fase culminante, se vive en forma de éxtasis y después de concluida ésta se produce una fuerte sensación de abandono, cuando el macho retira su pene. Ésta sensación de abandono no se vivencia como desagradable, sino que aparece como consecuencia de desear seguir permaneciendo en la situación.
  5. Generalmente es una experiencia alimentada por los deseos más poderosos (aunque siempre ocultos), que se fueron elaborando durante toda la vida, y que operan como disparadores en un acto sexual determinado, para que dicho orgasmo se produzca.
  6. Cuanto más elaborada esté la imagen de la hembra interna, se llegará más facilmente a la obtención del orgasmo emocional.